Tom Waits y ‘Bella Ciao’, la mezcla que hace Boom

“Como la belleza de algunas flores, hay himnos que están destinados a no morir nunca”. Con esta frase comienza Fernando Navarro su crónica ‘Bella Ciao’ no muere nunca en El País. De su mano descubrimos la aparición de Tom Waits en el disco del guitarrista Marc Ribot Songs of Resistance 1948 – 2018.

Tom Waits más Fernando Navarro es suficiente reclamo como para silenciar el mundo durante un rato, buscar la canción en Youtube y prestar atención. A los cinco segundos, ya eres consciente que esa voz arrastrada y casi moribunda de Tom Waits te va a acompañar para siempre. Ni bello ni pelos de punta. Directamente son los ojos los que se ponen vidriosos, los dientes se aprietan y te agarras fuerte a la realidad. Estás presenciando el himno de los tiempos.

Caes en la cuenta de que ‘Bella Ciao’ te ha acompañado siempre. Añoras la infancia con esa Mercedes Sosa cruzando la memoria de generaciones anteriores con su ‘Bella Ciao’ resistente y digna. Recuerdas la ‘Bella Ciao’ peleón de la adolescencia al que pusieron voz Los Canallas. Rememoras los tiempos de descubrir que el mundo era más grande con la ‘Bella Ciao’ de Banda Bassotti. Y ahora acabas de caer en la cuenta que siempre estabas despidiéndote de la belleza y que siempre andamos diciendo adiós. La gente protesta, grita, se enfurece y se entristece. Las voces tratan de silenciarse y esconderse. Es un mundo mudo. Y sobre ese mundo que grita silenciosamente sólo se oye una guitarra. Las notas de una ‘Bella Ciao’ triste y melancólica que sigue en pie. Una voz que sufre cada sílaba. “Una mañana, me levanté / oh, adiós bella, adiós bella / una mañana, me levanté / y encontré al invasor”.

Entonces, sujetando las lágrimas de rabia o de nostalgia caes en la cuenta de que esta canción te sigue esperando en cada rincón. “O partigiano, portami via / Ché mi sento di morir”. Como diría Kiko Amat, Cosas que hacen boom.

Deja un comentario