Los dos corazones de Ty Harrington, el tatuado y el otro

El Concierto Final Maquetas Musicales #CreaCIC 2018 se celebra esta noche, jueves 8 de noviembre, en la Sala Directo de Cuenca. Los conciertos de Ty Harrington y The Wife and the Husband tendrán lugar, a partir de las 22,30 horas, en la Sala Directo de Cuenca. Entrada gratuita. Más información aquí.

El Concurso de maquetas #CreaCIC 2018 está organizado por el Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Castilla-La Mancha.

La sangre londinense late bajo los tatuajes de Ty y eso es una cosa que ni una transfusión masiva de música podrá cambiar. Metro noventa de “the blues” que dice que se transforma cuando ve salir al Chelsea al campo de Stamford Bridge. Durante el viaje de Londres a la costa española, en la preadolescencia, le dió tiempo a agarrar por primera vez una guitarra y seguir los pasos musicales de sus progenitores, “me han criado dos padres ingleses, un padre músico popero y una madre motera y metalera y es muy difícil quitarme eso”. En Altea aprendió a defenderse en un idioma que no era el suyo y a mantener contra viento y marea unas raíces que no quiere que se difuminan.

Canta en inglés porque es inglés, escucha rock porque lo lleva escrito en el ADN y cuando se sube al escenario se transforma en el otro Ty, el que sólo se atreve a mostrar cuando se esconde tras la guitarra. Ty Harrington se presenta sin su banda, en acústico, en la final del concurso de maquetas de Crea-CIC de la UCLM en la Sala Directo, pero antes ha querido pasarse por Espacies para mostrarnos alguna de sus últimas composiciones.

Estudia para maestro de primaria, lo que le ha quitado la presión de tener que vivir exclusivamente de la música, ahí ha descubierto una nueva pasión, “me gusta mucho la carrera que estoy estudiando pero no era la primera opción. La primera opción era jugar en el Chelsea, pero me enteré de que no sabía jugar al fútbol y me fui a la música, y ya sabemos que la música es muy difícil, es una carrera con la que es difícil ganarse la vida. Vi a mi hermano que es profesor y él se tiró todo el verano en casa cobrando más que yo, así que dije que como segunda opción no está mal. La verdad es que lo estoy disfrutando bastante y haciendo la música aparte, que me ha quitado un poco de presión”.

De Altea a Cuenca, donde ha tenido que aprender a vivir lejos de la familia y del mar, aunque “del mar no tanto, porque le tengo miedo”. Este viaje hacia el interior también ha sido un viaje hacia sí mismo, como reflejan sus nuevas canciones. “Tengo una canción que la estoy grabando ahora mismo, una maqueta para el siguiente EP, y esa sí que habla de eso, de la diferencia entre la palabra casa y la palabra hogar. Habla mucho de eso, de haberme mudado a vivir solo, no lo llevo mal, pero sí que ha chocado. Hay sentimientos que no sé contarlos y los meto en canciones. Por una parte sí habla de Cuenca, pero también de la carrera, algo de inseguridad sobre dónde voy a estar, de si lo que estoy haciendo es una buena decisión, si debería haber seguido con la música, si debería haber seguido trabajando, porque al final no sé si me sacaré una carrera y no me gustará lo que estoy haciendo. Es la única que he escrito entera desde que he estado en Cuenca”.

Sus letras son muy personales y dice que son sentimientos que sólo es capaz de expresar en inglés y con la música. “Siempre he sido una persona que creo que siento mucho, pero me cuesta mucho hablarlo. La música me deja decir cosas que no puedo decirlas a la cara, sea por cobardía, por empatía o lo que sea, pero me deja hablar de cosas que son muy difíciles de afrontar. Lo que son los temas que toco son muchos, entre el romance, la vida, la soledad; tengo una canción que entra en el nuevo EP que habla sobre la anorexia. Abarca muchas cosas, pero suelen ser temas que me cuesta hablarlos en persona”.

Ty es un tipo afable y simpático, de esas personas que caen bien rápidamente a pesar de su altura y su cuerpo lleno de tatuajes, aunque nos dice que tampoco nos dejemos engañar, “las pintas que llevo me pegan, me ves viendo fútbol y me pegan; pero por una parte, creo que tenéis mucha razón, al verme en un escenario la gente no se esperaría escuchar lo que escucha, pero también entra en lo que hemos hablado antes de que son cosas que me cuesta hablarlas en persona. Eso puede ser por mi personalidad, las pintas que tengo que van con mi personalidad, entonces salir con una guitarra me abre una puerta donde no tengo que ser un tío de 2 metros y 100 kilos tatuado, puedo ser el tío en la esquina con la guitarra acústica hablando de lo que siente y lo que le da miedo en la vida”.

Esta noche estaremos en la Sala Directo disfrutando de su música, “tocaré un set de mis canciones, un par de versiones. Mi show en directo ya no es como era cuando estaba con grupos heavies, es un show un poco más íntimo, un poco más de charla con el público y espero que os esperéis algo bueno y ya me contaréis después”.

Terminamos estea entrevista como siempre soñamos que sea con un músico, guitarra en mano y tocando por primera vez en público su última canción. Volveremos a vernos. Seguro.

 

Puedes saber más sobre la final de maquetas de Crea CIC en su página web: blog.uclm.es/cic/

Una entrevista de Jose An. Montero y Vanesa Moreno con fotos de Alex Basha

 

 

Deja un comentario